En mi recorrido en la tierra he observado el comportamiento humano
He visto cómo actúan cuando aman
Cuando se enojan.
Cuando se odian.

Mis ropas se han llenado de polvo.
Mis alas no han vuelto a desplegarse.
Siento que de tanto quedarme aquí me estoy volviendo más humana.

He perdido contacto con el cielo porque hay interferencias de energías negativas.
Antes de llegar cargué una gran energía llamada Amor.
Muchos me vieron como humana, pero sintieron mi energía.
Otros se molestaron con mi presencia.

No caí bien en algunos lugares.
Pero vine por eso, para entenderlos.
Mis ancestros me hablaron de la tierra.
Pero no entendí sino hasta que lo viví.

Tuve muchas experiencias.
La más grande de todas fue enamorarme.
Es una fuente de atracción inmensa.
El tacto se me había negado hasta que toque este suelo.

Tengo cinco sentidos .Quizás sea un explorador.
Pero no me conformo con ver a los humanos tan dormidos.
Soy un ángel errante por así decirlo.
Ya no sé cuántas vidas hace que estoy aquí.

Mi alma gemela también vino.
Y he pensado mucho en ella. Que prometimos encontrarnos antes de regresar juntos al cielo.
La busque por todo el mundo.
Un tiempo este ambiente me atrapó.

Pero siempre despierto. Porque envié las señales que active para encontrarla.
Me despierta y la despierto.
Él es masculino y yo femenina.
Si nos unimos encajaremos perfecto.

Mi alma gemela quería apartarse de mi por un tiempo.
Es que estuvimos en el cielo tan juntos que esto fue algo nuevo para los dos.
Hubo un tiempo que sentía melancolía porque no sabía de ella.
Me perdí, me confundí, y ella se perdió, se confundió.

Esta la energía de la tierra nos envolvió. Como atrapa a los humanos.
Yo lo sabía por eso envíe las señales que activaban mis recursos, para salir del sueño.
Nadie me dijo que podría adoptar la forma humana y quedarme así.
Que al final sería más humana si amaba a la humanidad.

De tanto andar y andar y comprenderlos, he deseado sentir el amor,
Pero para no olvidar como se Siente .Pedí que mi alma gemela sintiera como yo.
Por eso nos separamos, y ahora pensamos en volver juntos al cielo.
Ser dignos después de tanto andar errantes para trascender.

Quizás la victoria no sea volver.
Quizás sea quedarse en esta tierra
Y hacer algo por la humanidad.
Que no necesiten un ángel para sanar.

Porque ellos pueden solos.
Sólo hay que enseñarles a despertar.
Por eso alma mía nos quedaremos.
Nos quedaremos un poco más.

Sé que ha sido duro resistir. Nos pusimos muchas pruebas.
Tú que eres mi lado rebelde, pediste las más duras.
Y mi trabajo era sanarte. Así lo pactamos.

Únete en esta misión conmigo.
Sé que no dirás que no.
Porque te gustan los desafíos. Mírame estoy aquí .Ya ves, Prometí volver.
Juntos de ahora más alma mía, juntos otra vez.

Publiquese con nosotros

Conozca al autor
Adriana Escalante Sra. Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Sobre El Autor

Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Artículos Relacionados