Seol

Estaba solo y abrumado nadie sabía dónde estaba, ni a nadie le interesaba encontrarme, ni a mí mismo. Moría lentamente y me consumían las horas como la tinta al papel. Estaba destrozado, desolad...