EL CUERVO Y LA MARIPOSA

Dicen que las horas más oscuras, es la que precede al alba. Es cierto. Así fue tu partida, inmensa, sin luz. Un adiós nunca pronunciado, casi interminable, e irreconocible... un último beso, llenos de sentim...