DESENFRENADA

Tras golpes dieron a mi puerta, curioso que pase esto pensaba yo, pues un colorido y bien reluciente timbre adherido a la pared a un costado de la entrada se hallaba. No termine tal pensamiento (que en si no im...