Escrito por: Adriana Escalante

Sabrá Dios las veces que me arroje al vacío.
Cuando no veía una salida.
Cuando todo el mundo parecía en mi contra.
Mis huesos pesaban ante la carga de la carne.
Esa carne que supo despedir calor en días intensos de pasión.

Sabrá Dios que he buscado absolución.
Cuando no entendía este amor.
Nadie come del amor, nadie respira del amor.
Sangraban mis labios al pronunciar su nombre.
Hubiera entregado mi corazón ante el altar de tus promesas.

Sube mi plegaria de amor.
Porque ahora creó en el amor.
Nadie se lo ha llevado, permaneció en mí.
En este cofre olvidado.
Esta plegaria iluminó mi alma, iluminó mi vida.

Conozco la verdad de tanto caer y creer.
Umbrales extraños acechan a cada instante.
Ya no me detendrán las espinas de los prejuicios ni las llagas del miedo.
Hoy he vuelto a nacer con esta plegaria de amor.
Hoy he vuelto a ser yo.
Amar es mi destino.

 

Voz: Adriana Escalante
Música: Eternity (Sakura’s Leaves Fall Down)

Conozca al autor
Adriana Escalante Sra. Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Sobre El Autor

Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Artículos Relacionados