Nostálgicos, recuerdos de tu cuarto lóbrego.

Junto a tu consciencia, estoy allí en tu mente. Creíste no necesitar mis palabras alocadas,

Confidenciales y miradas que seducían.

Complicidad de juegos misteriosos.

Noches oscuras y frías como el agua que vierten los ríos.

¡Sombras y fantasías, sueñas despierto!

La realidad es escalofriante,

Sumergido en el dolor.

El mundo se derrumba, sin treguas casi moribundo.

Recuerdos hostiles te atrapan,

Los pensamientos se vuelven caóticos.

Sabes qué dejaste un corazón latiendo

Con sueños, ilusiones y tiempos mal invertidos, perdidos.

Lo que no sabes es que éste corazón se ha cansado de noches oscuras.

Enfrenté todos mis temores.

Cedí toda mi alma.

Té entregué mí corazón.

Luché por nuestro amor,

Amor que destruiste a tu antojo,

Sin importarte el mañana.

«Lo que tú sientes hoy, ayer lo sentí yo»

Éste mundo se alimenta y se nutre de amor,

Y se pierde por el odio y la maldad.

Un círculo vicioso de lo que hacemos mal.

¡Ahora pareces arrepentido!

De tus malas acciones, sólo

Quedan de mis malas reacciones,

La retroalimentación de una causalidad

De nuestro destino.

Mí paciencia se ha agotado ya no resiste.

Eres libre, busca consuelo en otro amor,

Seguramente te estará esperando algo mejor.

Este corazón ya no tiene razones para amarte.

¡Recuerda!

Cuando tengas el amor de alguien,

Deja la soberbia, cuídalo, valóralo, respétalo

Porque al final te darás cuenta, cuanto lo necesitas y puede ser demasiado tarde.

Flores Paola

La Rioja ( Chamical ) Argentina

IMAGINAERUM c o m p a n y

WhatsApp-Image-20160619

Somos la compañía, de la imaginación

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados