No queda nada más que el ápice de felicidad
en este corazón roto encerrado en 4 paredes de nostalgia
y tan simple como la tristeza te recuerdo con estúpida y viva sagacidad
tanto así que me acuerdo del olor que escapa de tu cabello.
Tan efímero y relativa como mis momentos de lucidez
recuerdo cuando te abrazaba y en la más pura aurora escapaban mis lágrimas
pero era hora de dejarte seguir en tu danzante camino
que te planeo el destino y del cual no hago parte.

Es hora de caminar en silencio con un agudo sentir
que no es decepción ni tristeza es algo más,
algo que puede acabar con el ápice de felicidad de este estúpido chico
que con sutil melancolía te despide entre frases que desliza por su mente.

Es bastante obvio la falta que haces en mí,
soy lo suficiente loco para no admitir que con frecuencia te pienso
y qué más da unas horas junto a ti o una vida sin ti
es mi incógnita no sé lo que quiero,
no obstante surcaré el cielo con tus recuerdos
y plasmaré en letras tu mirada simple y llanamente
porque te quiero.

Conozca al autor
Christopher Klood tengo 19 años , soy de Colombia,vivo en chiquinquirá - boyacá me llama la atención la fotografia la pintura , las artes en general me encanta Federico Garcia lorca y Edgar Allan Poe y Howard Philip lovecraft. Me encanta la filosofia el hiperrealismo, surrealismo y el cine

Sobre El Autor

tengo 19 años , soy de Colombia,vivo en chiquinquirá - boyacá me llama la atención la fotografia la pintura , las artes en general me encanta Federico Garcia lorca y Edgar Allan Poe y Howard Philip lovecraft. Me encanta la filosofia el hiperrealismo, surrealismo y el cine

Artículos Relacionados