Existe un tiempo, tiempo predeterminado afuera de mi mente.
Mensajes del cielo me hacen sanar.
Mensajes terrenales puedo escuchar.
No son letras, no están en lo virtual.
Mensajes del amor puedo sentir.
Tu cuerpo y el mío no se tocan.
Encarnados estamos, pero no se disfrutan.
Cual fruta prohibida se aleja.
Magnetismo me atrae aunque mensajes repelen su andar.
Amantes del amor, crean sólo los mensajes, ayudan a crear.
Donde esta y no lo piensas, allí puedes encontrar a quien escribe,
quien despierta a toda la humanidad.
Mensajes han caído al ser un día cualquiera.
La cruz del sur indica qué camino tomar.
Ten cuidado la tierra está girando.
El sol seguirá calentando.
Mensajes de lo alto no parece molestar a unos cuantos.
Siguen llegando a donde voy.
Quizás sean más claro en todo sentido.

Mensajes de amor me despiertan.
No olvidemos la tierra, pero tampoco olvidemos el aire.
Que en el calor de los brazos reposaremos cuando algún día estos
mensajes se entiendan, en el devenir de esta humanidad.
Mensajes de mi alma te llegan, puedes entender con claridad.
Construye tu mundo porque no estás sólo, construye un imperio conmigo.
Mensajes de unión te recuerdan.
Eres tú, ser de amor y yo soy yo,
y nadie más.

Publiquese con nosotros

Conozca al autor
Adriana Escalante Sra. Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Sobre El Autor

Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Artículos Relacionados