El pasado me busca, intenta llevarme a un lugar donde la pueda ver y el alma abre la puerta y le invita a pasar,
deja que se siente, juntos se empeñan en volver a la cumbre de la montaña,
donde alguna vez descubrimos que esta se deja acariciar de las nubes que vagan.
Con quién más iba a ver tal secreto! Quien era ese único ser capaz de revelar tales misterios que a la vista de todos están pero pocos los comprenden..
Mi pasado y mi alma lo saben, aprendieron amar tales detalles por ende persisten en llegar allá,
supongo yo en el intento de sentir nuevamente esas emocion.
Pero no es muy buena la idea de subir, no debo catalogar a la montaña de sinónimo de recuerdo
porque sólo fue el medio,
la esencia esta en ver más allá respirar más calmado
tratar de entender los milagros que nos rodea y disfrutar entonces
de lo que se puede ver tan fácil pero nos negamos a ver.
Esto fue lo que ella me enseño, su más valiosa lección antes de su inminente partida,
es lo que debo enseñar a mi pasado y a mi alma.

Julian Riaño

WhatsApp-Image-20160619
IMGINAERUM c o m p a n y
Somos la compañía, de la imaginación

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados