Es que inevitablemente nos llega a todos,
Tanto luchamos en una vida,
donde la incertidumbre de lo que hay después de ella nos nubla la felicidad.
Llega y no avisa, simplemente arrebata el último suspiro y se marcha,
Los que la ven llegar, les desprende una pieza de su alma que nunca regresa.
Sabe como actuar, al final el llanto, el dolor, la desesperación y una perdida felicidad
es lo que resulta para todos aquellos que la ven cara a cara.
Algunos entre triunfos, logros y oro,
otros entre cartones, hambres, deseos inconclusos y bolsillos que nunca sintieron más que manos sudadas
luchando por un sueño que nunca llegaría,
Grandes diferencias acogieron sus partidas para llegar exactamente al mismo lugar donde cualquier diferencia se acaba.
La vez de cerca y sabes que tu corazón se mueve más rápido, la odias?
Si, se viene a llevar tantos momentos de abrazos, besos, sexo, convivencias,
A que vienes? A darle vida a los recuerdos contesta con una voz de placer,
y entre susurros te dice que pronto es tu turno.
En la oscuridad de su paso exclama: no debe haber llanto ni dolor,

Este descanso lo merecen todos!

Conozca al autor
Leonardo Caamaño R Ing. Soy un loco poeta, q mira y se burla de la locura cuerda de la vida...

Sobre El Autor

Soy un loco poeta, q mira y se burla de la locura cuerda de la vida...

Artículos Relacionados