No voy a negar que hubo muchas otras noches que madrugué escribiendo, tratando de aliviar mi ansiedad por saber cómo y cuándo…

Figurándote en otros seres para aliviar la intensa impaciencia que me perturbaba tarde, noche y día.

¡Qué sabía yo de amor!

Reconozco fueron tantas las veces en las que morí de sueño y desperté de cansancio de solo pensarte continuamente…

No voy a admitir que pude olvidarte, o más bien, dejar de pensar que podía conocerte…

Era como un vicio progresivo esa idea de cantarte cosas que hacía mucho te había escrito…

No sé, quizá planifiqué mucho el momento…

Quizá me mentalicé a la idea de tus ojos color canela y tu piel color escarlata…

Y sí, vicio es la palabra para definirlo, me envició el sueño de ver tu silueta caminando en dirección hacia mí…

Te imaginé, te dibujé, te versé, y te canté…

Te traduje en mil lenguajes inventados por mi locura…

¡oh sí! ¡Cuánto te soñé!

Iluso el pensamiento que me carcomía, tan crédulo y tan inocente, tan lleno de esperanza… como si tal te hubiera conocido ya y esperara verte de nuevo.

Creo en la pureza del amor, aun cuando no se sabe que se siente, aun cuando solo se imagina… creo que eso es lo que siento por vos… no te veo, no te toco, no te conozco… pero te espero, la espera cuenta, como oráculo que anuncia y profesa tan íntegro sentimiento que voy a tener por vos.

Sí mi amor, mi espera cuenta.

Y esta espera se ha convertido en una expresión de arte, una obra que mientras pasa el tiempo voy detallando, un trozo de mi desesperación que alisto una y otra vez para no sentir los segundos, los días, los años…

Un puñado de ganas que recojo para el día que te vea llegar… y cuando llegue ese día pondré entre tus manos el lienzo de la vida mía que quiero pintar con vos bajo la vía láctea, testigo de las noches que te entoné a gritos con el alma clavada en el reloj.

Conozca al autor
Génesis Hernandez Camacho Srita Me autodescribo como una melómana. La música es la mejor musa. "La música me busca, yo la hago mía, nos conocemos bien y somos amigas"

Sobre El Autor

Me autodescribo como una melómana. La música es la mejor musa. "La música me busca, yo la hago mía, nos conocemos bien y somos amigas"

Artículos Relacionados