¡Majestad y alteza, vístete de hermosura, lo sabes hacer muy bien,  bellísima mujer! Luce una capelina negra y un vestido largó entallado al cuerpo…Se sienta en su trono con la mirada seduciente.

Domina al hombre que tiene poder.

Cuando aparece el ardor de su ira,  humilla aquél que es más soberbio que ella. Si el hombre se detiene y escucha los malos consejos de los malos,  no tendría piedad.

¡Maléfica!  Lleva consigo la maldad, mal humorada, a veces caprichosa, despiadada.

Posee el poder de una hechicera, lo utiliza para la destrucción del mundo.

¿Por qué se sublevan las naciones ante la maldad de la dictadura ?

Tiene grandes herencias pero las destruirá a su antojo, quebrantará la tierra.

Los enemigos se elevan contra la reina, sienten furia. La hechicera logra convencer la multitud de los ignorantes. Se apropia de lo ajeno, contra la voluntad de su dueño.

Defraudante conducta tiene, mujer caótica cuando nadie la ve ni la oye -su cuervo la sirve y está a su disposición para hacer actos diabólicos.

La hechicera piensa, que teniendo a un súbdito en su poder, él que le sabrá sus secretos, evitaría desaparecer a todo aquél que se sale de su código, elige traicionarla, llegará al fin de castigarlo con la muerte, sin pena ni remordimientos.

En la justicia de dios serán publicados entre los pueblos su crueldad y hazañas.

Si tendríamos que hablar de la bella hada, es el ser más noble y poderoso, transparente,  contraria a la mujer temible. Los enemigos retroceden y caen ante ella. ¡Con su alma y  magia,  atrapa, conquista !

La malvada declara la guerra,  van por el hada y su territorio.

El hada piensa, no puede entregarse a los buitres y bestias de la mujer diabólica.

Eleva su mirada hacia el cielo y la ley de la naturaleza, obedece sus órdenes, cae una feroz tormenta con ráfagas de vientos y rayos que ayudan a borrar a los seres perversos de maléfica.

Aunque las invasiones de los hombres recaigan en guerras, no habrá caída, tendrá el poder en sus manos y logrará retener el mal de los pueblos en busca de paz y amor.

 

Paola Flores

Argentina

IMAGINAERUM c o m p a n y

Somos la compañia, de la imaginación

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados