Autora: Paola Flores

Emily una niña con inquietudes, siempre intrigada a las maravillas de la naturaleza, la curiosidad la llevo a introducirse en los peligrosos senderos de una selva, con hermosas palabras no podría describir ni imaginar lo que se puede sentir estando allí.

La majestuosidad de los árboles innumerables cantidad de animales tan extraños y especiales.

Emily después de haber apreciado con todos sus sentidos la belleza y fragilidad del lugar

Piensa y teme, que el avance del hombre descomunal, desmedido en busca de riquezas, acaben en algún momento con la creación de Dios.

Soplan los vientos virulentos que sólo dan segundos de tregua, que continúan con estruendosos sonidos.

Animales salvajes, serpientes venenosas ¡cuánto miedo hay!

Al salir del encanto de lo asombroso del lugar, se le erizo la piel, perdió su cautela.

Aún no encuentra el sendero y la salida, la noche se apodera de ella.  La desesperación la sumerge a un pensamiento, en momentos de nervios y miedo no puedes tener claridad de las cosas, como así también en momentos de odio, no puedes tomar decisiones apresuradas. Espera la calma, es tuya, sabes cómo hacerlo, ahí está el secreto de la sabiduría, la paciencia, para vencer temores y romper fronteras.

emily2

La tranquilidad sería oportuna ahora, pero la oscuridad la extrémese, ve visiones y fantasmas.

Emily controla la respiración pone la mente en blanco, igual la sombra; algo se asoma. Noche de tribulación, la capacidad y el poder mental que tiene, es admirable, las divinidades de la naturaleza agitan constantemente a su alrededor, con el resplandor de la luna brilla una piedra pequeña que parece mágica por su exuberante brillantez que la ilumina en la inmensidad de la noche, observa, imagina esta piedra de diferentes colores. Emily es fuerte gracias a su fe, junto al cosmos de la naturaleza respira un mismo aire. La mente y el poder que hay en ella, los pensamientos armonizan todo aquello que es bueno y supremo.

Los árboles, el misterio que tiene su existencia. El más allá, están en contactó mutuamente, se siente la esencia.

Arrinconada bajo las raíces anchas de un árbol cubierta de calor, iluminada por la piedra, así pasó la noche ¡qué desafío! Siempre le aterrorizó la oscuridad, este mundo tan desconocido para ella.

Al amanecer encontró el camino y la salida.

Todo deja claro que puedes confiar en ti mismo, tienes el poder para construir un

Mundo distinto, si así lo deseas.

Superar y enfrentar el miedo fue su primera tregua.

¿Qué hay de las penurias en el pueblo?

¿El hombre que tiene poder utilizar la inteligencia para hacer el bien o el mal?

La monstruosidad de aquél que posee poder, ambicioso, corrupto. La violencia que se manifiesta permanente.

Mundos diferentes, cuántos más, habrá, esto es sólo una parte de lo que conocemos, el universo es infinito, queda mucho por descubrir. El hombre saca a luz lo desconocido.

Emily tiene dudas, la vida es un misterio, está buscando la verdad.

Hay quienes todavía siguen la rienda de los buenos valores y principios.

El hombre pasa por la selva y deja su daño.

El hombre también ha contaminado el pueblo.

Comenzaría por la reconstrucción de un nuevo mundo, según mi conformidad o discrepancia de la razón por dichas sensaciones.

 

Paola Flores

IMAGINAERUM c o m p a n y

WhatsApp-Image-20160619

Somos la compañia, de la imaginación

 

 

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados