Hoy no saldré de mi casa porque la cosecha de corazones ha comenzado.
Se han llenado los cestos de corazones partidos.
Corazones hinchados de orgullo, corazones destrozados de dolor.
Aquellos que estaban rojos y apasionados eran separados.
Los corazones que rebozaban de amor
estaban delicadamente seleccionados.
Presiento que vendrán por el mío y no estoy dispuesta a entregarlo.
Veo personas corriendo, muy desorientados.
Se les ha quitado el corazón a consecuencia inmediata de no entregarlo a voluntad.
Era mejor escapar a sentirlo cosechado.
No es que sea cobarde, no.
Solo quiero luchar.
Este corazón es mío y yo lo sabré cuidar.
La cosecha ha comenzado y sé que tardará.
Muchos se han quedado sin él y no lo perderán.
Tan solo es una reparación.
Si eres astuto cosecharás el tuyo encerrado en tu habitación,
de lo contrario no habrá remedio
Y al final, entregaras tu corazón.

Conozca al autor
Adriana Escalante Sra. Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Sobre El Autor

Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Artículos Relacionados