Tras golpes dieron a mi puerta, curioso que pase esto pensaba yo, pues un colorido y bien reluciente timbre adherido a la pared a un costado de la entrada se hallaba. No termine tal pensamiento (que en si no importaba, cuál era la diferencia entre timbrar y golpear si el fin es simplemente abrir) cuando nuevamente escuche más golpes, esta vez más fuertes y me hacían entender algo de desesperación. Al abrir, era ella.

¿Estás bien?

Si. Sólo tengo ganas de ti.

No me dejo pronunciar palabra alguna cuando sobre mí se arrojó, ya había sentido ese tipo de besos en sus labios, sólo que esta vez una desenfrenada intensidad los acompañaba, de sus manos florecieron caricias que rompían todo protocolo de comportamiento, pero que en ese específico momento eran tan válidas.

Veía yo como de a poco su desnudez llegaba, su cabello suelto y liso flamante sobre su espalda estaba, ocultando sus manos que sin el más mínimo esfuerzo saltaban el prense de su sostén rojo, mientras las mías sin veto alguno, andaban por su deslumbrante cadera que a su vez danzaba sin ningún tipo de restricción.

Su tan agitada respiración, luego que nuestros cuerpos se hicieran uno sólo, me hacía estremecer de pasión liberando el instinto insaciable que sólo se desata con el sexo voraz de dos personas que se aman. Llena de sudor, como yo lo estaba, podía ver que echaba su empapado cabello hacia atrás, su mirada perdida en el gozo absoluto y en su rostro gestos de satisfacción.

Tendidos sobre el piso de la sala de mi residencia estábamos, ella sonriente yo agotado, con su cabeza sobre mi pecho y nuestras almas sobre nosotros quedamos.

¿Ganas de mí? Pregunté

Ganas de ti, de tu olor, de tus besos en mi ser, ganas de escucharte sin voz, de sentirte en mí, ganas de destrozar tu ausencia de estos días con mi cuerpo, ganas y más ganas de decirte con más que palabras quien eres para mí, tratando de llevar al hecho esto que siento. Llámalo amor o pasión, deseo o lujuria, el nombre no me importa. Importa que es mío, es tuyo, es de los dos …

 

Julian Riaño

IMGINAERUM c o m p a n y

WhatsApp-Image-20160703

Somos la compañía, de la Imaginación

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados