Para nadie es un secreto el éxito que obtiene Apple cada año con sus nuevos productos y tecnologías,
pero  ¿en realidad Apple innova o mejora tecnologías ya existentes?  El debate está abierto…
El touch ID tecnología en el iPhone 5S abrió nuevamente este debate, un dispositivo lanzado en
Setiembre del 2013 con sensor de huella dactilares que servía para para desbloquearlo y realizar
compras de una manera más segura, pero si miramos hacia atrás de esa fecha nos daremos cuenta
que Apple no inventó el sensor de huella dactilares en dispositivos móviles, muchos lo intentaron y
fracasaron. Uno de los primeros en intentarlo fue el fabricante de celulares Sagen con su modelo
Sagen MC 959 ID en el año 2000, así mismo importantes fabricantes como HP lo intentaron en el
pasado con sus HP iPAQ h5450 (2002), HP iPAQ hx2700 (2004) y HP iPAQ h2790 (2005).  Y así
podríamos seguir la lista con fabricantes como Fujitsu, Samsung con el SCH S370 (2005), el Lenovo
P960 (2008), el HTC P6550 Sedna (2008).

touid1
Todos estos dispositivos tienen en común una cosa, su fracaso, en ocasiones eran necesarios varios
intentos para hacer que funcionara, la falsificación de huellas eran altas para tecnologías de seguridad
de la época y aunado a eso las aplicaciones practicabas escaseaban quitando así el interés de los
fabricantes de invertir en esta tecnología.

Apple experta en que las cosas simplemente funcionen…

touch2
La empresa de Cupertino suele hacer algo bien: pulir defectos de tecnologías que no funcionaron lo
suficientemente bien. Para muchos Apple representa la innovación, pero para otros —y me incluyo—
la empresa de Cupertino perfecciona innovaciones que hasta entonces estaban algo verdes. Así lo
hizo con el el iPod, el iPhone, y con el iPad, todos ellos dispositivos que no fueron buenos de su
segmento.

En el campo de la biometría lo mismo podría ocurrir, un campo en el que nadie parecer haber logrado
acertar del todo. La tecnología es prometedora y parece ser una sustitución eficaz a las molestas
contraseña, pero el costo actual es elevado.

Song Chuang, director de Investigación en Gartner, lo dejaba claro : “ si se ha implementado
correctamente, todas las empresas que actualmente obligan al uso de una contraseña o PIN de
bloqueo en el dispositivo harán uso del sensor de huella dactilar en lugar de esos sistemas. “. El
problema , indicaba el propio Chuang, es que los sistemas actuales “ no ofrecen una gran experiencia
de usuario “.

touch4

Por supuesto, esa es la especialidad de Apple: en esa obsesión por el detalle y el buen

funcionamiento de las cosas, podría por fin aprovechar la biometría para dar un impulso
definitivo a este tipo de desarrollos. Su apuesta es decidida, y no en vano la empresa de
Cupertino invirtió el año pasado cerca de 350 millones de dólares para comprar AuthenTech,
una de las compañías más veteranas del sector.

Si lo logra —y eso está por ver, como también lo está el comprometido tema de dónde y cómo
se almacena nuestra huella dactilar—, Apple habrá vuelto a darle la vuelta a la tortilla.

Conozca al autor
Fabian Montero Perez Sr. Trabaja en lo que te gusta y nunca tendrás que trabajar

Sobre El Autor

Trabaja en lo que te gusta y nunca tendrás que trabajar

Artículos Relacionados