Autora: Génesis Hernandez Camacho

Autora: Génesis

El encierro se hizo tan común…
Era un polarizado oscuro, color azul…
Azul de tristeza, azul de desesperanza…
Ese que no dejaba ver la vida con otro filtro,
Más que con el filtro de la maldita cortina de vidrio que una vez me encerró…

Veía montones de personas caminando,
Simulando una sonrisa, un saludo amable…
Simulando un abrazo, un fiel beso de amantes…
Pintaba con mi aliento el vidrio…
Con mis lágrimas empañaba la cubierta azul que ya empezaba a despegarse
Por los húmedos recuerdos que bañaban mis retinas.

Yo no confío en nadie,
no confío en la vida porque me duele,
no confío en la muerte porque me asusta,
no confío en la gente porque me miente,
no confío en los caminos porque me pierden…

La nostalgia no fue suficiente,
La automentira y la intriga me hicieron dar tres pasos atrás…
Mis reflejos queriendo salida,
mi instinto de supervivencia despertando,
mis poderes subversivos se juntaron para llevarme a actuar…
Había algo que ellos creían y yo no…
Ahí entonces tomé la fuerza rompí la cubierta
Abrí la herida
Y salí a la vida…

Vi todo de colores,
Vi la lluvia caer
Vi el espacio ser mío…
Vi los niños saltar bajo la lluvia
Vi mi sombra recordándome estaba de pie…

Vi gente que amaba con locura,
Vi gente que fingía ser amada,
Vi gente que amaba de una forma
Y vi gente que solo buscaba compañía…
Vi gente entregándolo todo
Y vi unos reteniendo lo que otros merecían…

Fue una revelación
Me di cuenta que todos estamos tras nuestro propio ventanal,
El filtro que nos cubre los ojos nos deja ver solo lo que queremos y podemos procesar…
Al salir y usar mis ojos al desnudo
Pude ver cicatrices sanando
Pude ver verdades naciendo
Y decisiones tomándose…

No todo es tan malo al otro lado del ventanal,
No todo es tan caótico,
No todo es tan verdadero,
No todo es tan falso,
No todo es tan fugaz…

 

El encierro se hizo tan común…
Era un polarizado oscuro, color azul…
Azul de tristeza, azul de desesperanza…
Ese que no dejaba ver la vida con otro filtro,
Más que con el filtro de la maldita cortina de vidrio que una vez me encerró…

Veía montones de personas caminando,
Simulando una sonrisa, un saludo amable…
Simulando un abrazo, un fiel beso de amantes…
Pintaba con mi aliento el vidrio…
Con mis lágrimas empañaba la cubierta azul que ya empezaba a despegarse
Por los húmedos recuerdos que bañaban mis retinas.

Yo no confío en nadie,
no confío en la vida porque me duele,
no confío en la muerte porque me asusta,
no confío en la gente porque me miente,
no confío en los caminos porque me pierden…

La nostalgia no fue suficiente,
La automentira y la intriga me hicieron dar tres pasos atrás…
Mis reflejos queriendo salida,
mi instinto de supervivencia despertando,
mis poderes subversivos se juntaron para llevarme a actuar…
Había algo que ellos creían y yo no…
Ahí entonces tomé la fuerza rompí la cubierta
Abrí la herida
Y salí a la vida…

Vi todo de colores,
Vi la lluvia caer
Vi el espacio ser mío…
Vi los niños saltar bajo la lluvia
Vi mi sombra recordándome estaba de pie…

Vi gente que amaba con locura,
Vi gente que fingía ser amada,
Vi gente que amaba de una forma
Y vi gente que solo buscaba compañía…
Vi gente entregándolo todo
Y vi unos reteniendo lo que otros merecían…

Fue una revelación
Me di cuenta que todos estamos tras nuestro propio ventanal,
El filtro que nos cubre los ojos nos deja ver solo lo que queremos y podemos procesar…
Al salir y usar mis ojos al desnudo
Pude ver cicatrices sanando
Pude ver verdades naciendo
Y decisiones tomándose…

No todo es tan malo al otro lado del ventanal,
No todo es tan caótico,
No todo es tan verdadero,
No todo es tan falso,
No todo es tan fugaz…

Conozca al autor
Génesis Hernandez Camacho Srita Me autodescribo como una melómana. La música es la mejor musa. "La música me busca, yo la hago mía, nos conocemos bien y somos amigas"

Sobre El Autor

Me autodescribo como una melómana. La música es la mejor musa. "La música me busca, yo la hago mía, nos conocemos bien y somos amigas"

Artículos Relacionados