Que recuerdos me trae la visita a este hermoso país; fue hace unos 6 años donde pude conocer esta afamada tierra Suramericana y es un lugar muy recomendado para visitar si se desea experimentar tanto la calidez del clima como su prominente frio; la comida y la cultura están muy arraigadas a su gente en todos los puntos de la nación.

Empezando por Guayaquil que es una provincia de temperatura templada, donde de inmediato se siente la amabilidad de la gente; muchas veces las personas que llegan de otros países son tratados con cautela pero en Ecuador las sonrisas y el buen ambiente identifican a una cultura abierta a los extranjeros.

[carousel easing=”easeInOutQuart” carousel_title=”Adjunto algunas fotos propias sobre la comida, lugares y momentos inolvidables” scroll_speed=”750″]
[item] 1[/item]
[item] 2[/item]
[item] 4 [/item]
[item] 5[/item]
[item] 6[/item]
[item] 7[/item]
[/carousel]
Me acuerdo de muchos lugares, entre ellos el caliente Salinas, donde al ser un lugar de playa y arena la concentración turística es muy frecuente, recuerdo que promediaba la una de la madrugada cuando un grupo de amigos, mi hermana y yo paseando por el malecón (donde había mucha gente todavía) decidimos meternos con todo y ropa al mar, es un lugar tan tranquilo que ninguna autoridad alzó su voz para reclamar.

También está la famosa Quito, provincia fría (en las noches) pero muy divertida; con lugares turísticos de apariencia clásica donde se pueden ver carruajes siendo llevados por caballos y construcciones de estilo antiguo; todo esto acompañado de un sinfín de luces que adornan las casas y edificios; siendo una de las ciudades más limpias que he visto con su acostumbrado sonido del galope de los caballos y carruajes.

También tuvimos la oportunidad de conocer Ambato; lugar mucho más frio y uno de los más pintorescos a mi parecer por la cultura de la comunidad; se pueden ver llamas (pariente sudamericano del camello, aunque no tiene joroba) amarradas frente a las casas como si fuera cualquier canino domestico habitual, comiendo pasto y levantando la vista de vez en cuando de manera muy tranquila; los quis (roedor oriundo de algunos países de Sur América) son mostrados en pequeñas fondas a los largo del camino; expuestos cual pollo asado, con una varilla de metal al medio y con un “jugoso” color dorado que si no fuera porque dejan el cuerpo entero (en ocasiones); cualquiera pediría un jugoso muslo.

[carousel easing=”easeInOutQuart” carousel_title=”Adjunto algunas fotos propias sobre la comida, lugares y momentos inolvidables” scroll_speed=”750″]
[item] 8[/item]
[item]9 [/item]
[item]10 [/item]
[item] 11[/item]
[/carousel]

Muchas cosas, vivencias y lugares más se vienen a la mente, pero al tratar de hacer este un artículo ameno se los dejo a la imaginación hasta que por supuesto visiten esta hermosa tierra.

Conozca al autor
Esteban Cáceres Vargas Ing. en Sistemas Me encanta vivir, veo la vida como un aprendizaje continuo y por ende me gusta conocer un poco de todo; espero poder escribir sobre muchos temas y si son de agrado pues que más pedir?

Sobre El Autor

Me encanta vivir, veo la vida como un aprendizaje continuo y por ende me gusta conocer un poco de todo; espero poder escribir sobre muchos temas y si son de agrado pues que más pedir?

Artículos Relacionados