Año: 2014
IMDb rating: 8.1

Del joven pero renombrado director estadounidense Wes Anderson nos llega la fantástica historia del legendario concierge de un imponente hotel interpretado de manera impecable por Ralph Fiennes, quien junto a un joven e irreverente aspirante a botones compartirá aventuras y desdichas de todo tipo en la que hasta ahora es, en mi opinión, la más cohesionada y entretenida película de Anderson, cuyas cintas poseen un distintivo estético tan personal como podría decirse de su colega Tim Burton: al verlas, casi de inmediato se puede decir que son de su creación, tal es el caso de The Royal Tenenbaums (2001), The Darjeeling Limited (2007) y Moonrise Kingdom (2012), entre otras.

El guión es del propio Wes Anderson, inspirado en los escritos del afamado autor austríaco Stefan Zweig y la película contó con un presupuesto modesto de apenas 23MM$, en el orden de magnitud que nos tiene acostumbrados. Sin embargo ha sido la cinta de Anderson con mayor ganancia con más de 104MM$ brutos, casi las dos terceras partes de los cuales procedieron de fuera de los Estados Unidos, hecho comprensible si se tiene en consideración el tipo de historia que se cuenta y más aun su ambientación europea.

Fiennes es acompañado por un impresionante reparto masculino (Adrien Brody, Willem Dafoe, Jeff Goldblum, Harvey Keitel, Jude Law, Edward Norton y el gran Bill Murray -amuleto de este director y de constante presencia en sus obras- entre otros, hecho que ya de por sí constituye un deleite y garantiza entretenimiento dado lo rocambolesco de los personajes que interpretan, con licencia artística para hacer y deshacer al transcurrir la historia en un país imaginario de Europa entre la primera y segunda guerras mundiales.

Como contraparte, se hace evidente que la presencia femenina en el reparto es escasa. Destaca Tilda Swinton junto a  las relativamente poco conocidas  Saoirse Ronan (Hanna / The Way Back) y Léa Seydoux (Midnight in Paris / Inglorious Basterds).

The Grand Budapest Hotel fue una de las triunfadoras en la ceremonia de los Oscars 2015, llevándose a casa nada menos que cuatro estatuillas, correspondientes a Mejor Diseño De Vestuario, Mejor Maquillaje y Peinados, Mejor Diseño De Producción y Mejor Banda Sonora Original a cargo del talentoso compositor francés Alexandre Desplat, quien después de ser prácticamente un fijo desde 2007 (El Curioso Caso De Benjamin Button (2008) / El Discurso Del Rey (2010) / Argo (2012), entre otros), finalmente se lleva el Oscar fruto de un hermoso abanico de sonidos del centro y este de Europa. Cabe destacar que en esta ocasión competía también contra sí mismo, siendo el creador de la banda sonora original de la gran cinta The Imitation Game. Ambas, con estilos marcadamente diferentes, permiten apreciar lo versátil que es este caballero y lo bien ganada que tiene su fama.

Adicional a esto, la película cuenta con el curioso aval de haberse impuesto en los Golden Globes como mejor película Musical/Comedia a la que a la postre sería la vencedora como mejor cinta en los Oscars, Birdman, recordando que los Golden Globes reparten galardones divididos en dos categorías: Drama y Musical/Comedia.

Para los amantes del cine de aventuras, fantasía, hermosos escenarios, vestuario y maquillaje de época sumando un guión entretenido y con suficiente substancia, les recomendamos ampliamente la que a día de hoy constituye la obra maestra de este peculiar director, quien a todas luces parece una persona excepcional, no solamente por la imagen que proyecta, sino por la forma en que todos sus colaboradores se refirieron a él durante la ceremonia de los premios de la Academia y le agradecieron con gran emoción permitirles formar parte de sus proyectos.

[toggles] [toggle title=”Este es el trailer oficial de la pelicula, subtitulado en español:” color=”Accent-Color” id=”b2″]

Para información adicional, pueden visitar:

http://www.imdb.com/title/tt2278388/?ref_=fn_al_tt_1

http://www.rottentomatoes.com/m/the_grand_budapest_hotel/

[/toggle] [/toggles]

Conozca al autor
Mario Lasterra Una criatura edificada siguiendo los lineamientos estrictos del método científico que sin embargo oculta bajo su mecanizado ser el gusto por el arte en general, siendo sus predilectos música y cine, ambos como generadores de inspiración para afrontar el apocalipsis que ya está aquí y nos consume día a día sin (querer) darnos cuenta, dejándonos sin posibilidad alguna de redención --- "I was neither living nor dead, and I knew nothing. Looking into the heart of light, the silence." T. S. Eliot / The Waste Land (1922)

Sobre El Autor

Una criatura edificada siguiendo los lineamientos estrictos del método científico que sin embargo oculta bajo su mecanizado ser el gusto por el arte en general, siendo sus predilectos música y cine, ambos como generadores de inspiración para afrontar el apocalipsis que ya está aquí y nos consume día a día sin (querer) darnos cuenta, dejándonos sin posibilidad alguna de redención --- "I was neither living nor dead, and I knew nothing. Looking into the heart of light, the silence." T. S. Eliot / The Waste Land (1922)

Artículos Relacionados