fotoMariolasterra

Autor y crítico de cineMario Lasterra González.

Año: 2015
IMDb rating: 6.6

Tres años después de que el oso de felpa más políticamente incorrecto que existe cobrase vida, nos llega la segunda entrega de Ted. Nuevamente acompañado por su camarada, o como a ellos les gusta llamarse el uno al otro: “thunder buddy”, John, interpretado por el versátil Mark Wahlberg (Boogie Nights / The Departed / The Fighter) se verán envueltos en una trama legal como consecuencia de la condición particular de Ted siendo un peluche viviente que deberá luchar por sus derechos como ciudadano.

tedLa saga Ted es producto de la fértil mente de Seth MacFarlane, creador de las populares series animadas Family Guy y American Dad, además de dirigir la decente One Million Ways To Die In The West en 2014. Y esto es un hecho que consta legalmente, ya que tanto MacFarlane como su compañía productora Fuzzy Door Productions e incluso Universal Studios fueron demandados por violar derechos de propiedad intelectual por una compañía llamada Bengal Mangle alegando que Ted es una copia de un personaje virtualmente idéntico de ellos llamado Charlie, un oso protagonista de una serie de videos con limitada popularidad llamada Acting School Academy.

Pueden buscarla en YouTube si gustan sacar conclusiones propias, pero el caso es que una corte federal en Los Angeles determinó que “Ted fue creado independientemente fruto del esfuerzo intelectual y la creatividad de MacFarlane y no es en modo alguno una copia del personaje Charlie”.

Volviendo a nuestro osito, para quienes no son familiares con las mencionadas producciones animadas o incluso no han visto Ted 1, deben saber que el tipo de humor que se maneja aquí no es convencional, y se basa en hacer mofa de cualquier tema o situación, no importando la sensibilidad que los mismos despierten. Si a esto se le añaden las conductas y comportamiento socialmente reprobables mostrados por los personajes, podríamos decir que el objetivo de Ted 2 es hacer reír hiriendo susceptibilidades a lo largo del camino. Tal vez recuerden la ceremonia de los Oscars del año 2013, donde se pudo apreciar claramente de lo que el talentoso Mr. MacFarlane es capaz, cuando en aquella ocasión no dejó títere con cabeza en una velada conducida con mucho humor negro y corrosivo, un memorable número musical y un par de referencias (entre otras) al género femenino y a algunos actores hispanoparlantes que fueron consideradas por un sector de la prensa especializada como “obscenamente ofensivas”, entre otros estimulantes cumplidos.

Sin embargo no sólo se trata de crear polémica por el placer de hacerlo. La película además de contener ciertos clichés y bastante humor escatológico, ted posterestá llena de referencias de todo tipo -además de aquellas de actualidad, bien sean tecnológicas o políticas- ubicables en un amplio período de tiempo, mayormente entre los años setentas y los noventas, que incluyen música, deportes, hechos históricos y personajes tanto reales como de ficción. Si añadimos a esto algunas situaciones del ámbito local del estado de Massachusetts, un respetable nivel de cultura general por parte del espectador ayudará a disfrutar plenamente la función. Ah, y sin duda es altamente preferible verla en inglés con subtítulos en español, por el beneficio adicional de apreciar a MacFarlane dando su voz a Ted.

La amalgama que permite que todo esto funcione es un reparto capaz de reírse de sí mismo, ya que no sólo Wahlberg se presta para ello sino también su coprotagonista femenina, Amanda Seyfried (Mamma Mia! / Red Riding Hood / Les Misérables) quien ya participó en One Million Ways To Die In The West, y cuyo hermoso rostro es blanco reiterado de una divertida comparación a pesar de ser nada menos que imagen de Givenchy. Del mismo modo otros conocidos colaboradores de MacFarlane como lo son Liam Neeson (The Schindler’s List / Taken / Unknown) y el gran atleta ganador del Super Bowl Tom Brady además de un famoso presentador de shows nocturnos de la TV estadounidense realizan cortas pero hilarantes apariciones. La seriedad necesaria como contrapeso para proveer cierto sosiego en toda esta locura la aporta Morgan Freeman en un papel de reparto acorde con su línea reciente de actuación, sobria y sin excesos.

Antes de terminar esta reseña destacaremos la ausencia de Mila Kunis (That ’70s Show / The Book Of Eli / Black Swan), también cercana colaboradora de Seth MacFarlane (su voz ha sido la del personaje Meg Griffin de Family Guy desde 1999 hasta la fecha) y de quien se esperaría que repitiera junto a Wahlberg en esta secuela. De hecho estaba planteado así, pero la idea central en torno a la que se desarrollaba Ted 2 en principio fue llevada a la pantalla en We’re The Millers, una recomendable cinta de 2013, por lo que la misma fue desechada y se trabajó alrededor del personaje de Seyfried con lo cual Kunis ya no tenía cabida en la trama.

ted2

Con respecto a la lógica pregunta de si quienes disfrutamos de este tipo de humor tendremos la dicha de presenciar Ted 3, su creador se expresa muy claramente: “Todo se basa en el apetito del público. Si a Ted 2 le va tan bien como a Ted 1, eso significará que la gente quiere ver más de estos personajes. Si esto sucede, posiblemente surgirá Ted 3. Esta franquicia, a mi entender, está basada más en los caracteres que en las tramas. Si los ves como personajes de TV que agradan a la audiencia y por ello los quieren ver una y otra vez, entonces se pueden contar muchísimas historias. Si existe ese deseo, entonces sí, haríamos Ted 3″. Mucho éxito en tus proyectos presentes y futuros, Seth.

[toggles] [toggle title=”Este es el trailer oficial de la pelicula, subtitulado en español:” color=”Accent-Color” id=”b2″]

Más información de la película en:

IMDB

Rottentomatoes

[/toggle] [/toggles]

Conozca al autor
Mario Lasterra Una criatura edificada siguiendo los lineamientos estrictos del método científico que sin embargo oculta bajo su mecanizado ser el gusto por el arte en general, siendo sus predilectos música y cine, ambos como generadores de inspiración para afrontar el apocalipsis que ya está aquí y nos consume día a día sin (querer) darnos cuenta, dejándonos sin posibilidad alguna de redención --- "I was neither living nor dead, and I knew nothing. Looking into the heart of light, the silence." T. S. Eliot / The Waste Land (1922)

Sobre El Autor

Una criatura edificada siguiendo los lineamientos estrictos del método científico que sin embargo oculta bajo su mecanizado ser el gusto por el arte en general, siendo sus predilectos música y cine, ambos como generadores de inspiración para afrontar el apocalipsis que ya está aquí y nos consume día a día sin (querer) darnos cuenta, dejándonos sin posibilidad alguna de redención --- "I was neither living nor dead, and I knew nothing. Looking into the heart of light, the silence." T. S. Eliot / The Waste Land (1922)

Artículos Relacionados