Adriana Escalante | Argentina

Observando todas las especies sobre la tierra, nunca están solas.
Nunca actúan de manera individual.
La naturaleza es sabía, lo has escuchado muchas veces.
Bandada de pájaros, Hormigueros, colmenas, cardumen de peces.
Es increíble la variedad de especies sobre la tierra que actúan como una, mente colectiva.
Pero actúan por instinto. Un solo lenguaje.
Perciben mucho del clima en una estrecha conexión entre sí.
El humano no tiene una verdadera conexión, somos de la misma especie humana y estamos muy separados.
Muchas cosas han influido para alejarlos más.
Unos a otros están compitiendo por cualquier cosa.
¿Quién nos separó para no vernos como hermanos?
¿Acaso nuestros propios sentimientos?

cruz

Hubo un tiempo donde nadie tenía acceso a una educación, instrucción que nada tenía que ver con una carrera universitaria. Una forma de vida,
que mantenía al humano inculcando más valores y el amor.
¿Cuándo comenzó este olvido? ¿Desde cuándo los poderosos hicieron uso de sus conocimientos para oprimir al que más los sabe, al que menos tiene?
Algunas religiones actúan en comunidad.
Otros hacen uso de su individualidad.
De su libertad.
¿Y muchos dicen que es lo que nos une?
Encontremos ese punto, donde comienzan las divisiones existen muchas respuestas.
Porque nos programan para eso.
Nunca estuvimos separados en realidad.
Porque si ves un acto de violencia puede ser que te horrorice o afecte.
Verás la sangre correr y comprenderás que te duele.
Terminarás tus días haciendo lo que otros quieren porque estás unido a sus mentes.
Romper esa unión cuesta. Mientras más sean que impongan una moda o un modo de vivir, te lo harán saber mediante la discriminación. La bronca, la incomprensión.

cruz1
¿Qué es lo que tengo que rescatar?
Comienza el tiempo de rescatarnos de esa programación que está llevando al hombre a estar más separado.
Lo más absurdo es que nadie entiende las palabras de Jesús o prefieren ignorarlas.
Dijo Jesús: “No penséis que he venido a traer paz a la tierra sino espada …”
Quien pregone su verdad con amor, quien comprende que está vida es una oportunidad para aprender a ser hermanos, ampliar la visión de lo bueno que se está perdiendo; buscaran la manera como seres pensantes de ayudar al hermano, ayudar a que puedan resolver sus problemas.
Pero siempre resonará, “quien quiera oír que oiga”.
Y muchos vinieron a unir al humano.
Es urgente despertar, porque no se percibe, pero las mentes son muy manipulables, y cuando algo se altera esa comodidad de no cambiar.
La espada surge, la paz se va.
¿Que nos une más? El amor.
Solo el AMOR. Porque todo lo transforma.

Sobre El Autor

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.