Autor:  Alexandra Morado

El aún no lo sabe, pero hoy decidí por él…

Hoy se despertó más temprano de lo habitual, me pregunto si sabe que será la última vez que despertará en su cama, se hubiera quedado un poco más de tiempo, además tiene sueño, su cara lo dice todo; a su corta edad se logran ver unas profundas ojeras en sus curiosos ojos rasgados. Camino a la escuela se mantiene serio y somnoliento, ojalá que preste atención al camino por el que tantas veces no quiso pasar, pero que aún no se ha dado cuenta de que no lo volverá a recorrer, no sabe que nunca más volverá a esa escuela.

Espero que salude a su maestra y que trabaje como si supiera que será su ultimo día ahí, que juegue con sus compañeros como si no los fuera a ver mañana, que disfrute el recreo más que nunca y que no vaya a pelear con nadie, no me gustaría saber que dejo una mala impresión en el lugar y que tengan malos recuerdos de él, siempre se ha distinguido por ser un alumno excelente así que su ausencia será siempre lamentable.

Han sido 4 730 400 minutos a su lado, pero llenos de 60 segundos de remordimiento cada uno, es por esto que mi pequeño no volverá a la escuela, ni al parque, ni al supermercado ni a casa, ni a ningún otro lugar; porque hay ciertas condiciones necesarias para poder estar, algo sencillo como el “ser”. Todo este tiempo me dio grandes satisfacciones, sin embargo, los sueños frustrados me vencieron y ahora quiero dejar de vivir por alguien, para vivir por mí.

Solo esperare a que llegue la hora de su salida, dejare que disfrute sus últimas conversaciones, su última sonrisa, que sienta el maravilloso placer de respirar, porque después de que pase por él, ya no lo volverá a hacer, pero el aún no lo sabe.

Alexandra Morado

WhatsApp-Image-20160619

IMAGINAERUM c o m p a n y

Somos la compañía, de la Imaginación

 

 

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados