Oleadas inmensas anunciaban el momento.
Había una vez un mar en calma.

Cuando descubrí que aquel mar era como tú.
Fue entonces cuando mis pies sumergidos sentían la suavidad de la espuma.

Me Perdí en la suavidad de tus besos.
Me Perdí en el mar de tus caricias.
Será que las palabras no las llevo el viento.
Se quedaron en tu pecho, se empaparon de tu amor.

Parecía un mar tan distante y sólo era un espejo.
Desperté entre tus brazos como un barco que ha logrado navegar en tanta tempestad.

Me Perdí en el mar de tus caricias
Sin reparo, sin detenerme a pensar que una vez en esa profundidad sólo me quedaba confiar.

Una luz ilumino nuestra piel que la luna propiciaba.
Reflejos en ese mar levantaban el calor de nuestros cuerpos olvidados.

Me perdí en el mar de tus caricias y navegue hasta el nuevo día.
Puede que ya no te encuentres entre aquellos pensamientos, cuando parecía imposible mantenerte en mis fantasías.

Cuando el tiempo pasaba se hacía difícil creer que de tanto ahogo aun pensaba en ese mar.

Soy valiente y tu un gran hombre que ya no tiene reparo ni culpa.
El milagro se hizo y camine entre tus aguas y al final me Perdí en el mar de tus caricias.

voz: Adriana Escalante

Música:  Mokupuni lapa’au (Healing Island)

Conozca al autor
Adriana Escalante Sra. Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Sobre El Autor

Escritora y estudiante de idiomas, Nací en San Pablo ,Tucuman Argentina. Madre de tres hijos. Creció rodeada de una hermosa familia, su vida es una inspiración. Sus poemas tratan de diferentes situaciones de la vida. Pretende trasmitir un gran mensaje no dejar de sentirnos mas humanos y sobre todo amar. Escribe historias y le apasiona la naturaleza

Artículos Relacionados