A menudo nos detenemos a pensar y decimos
“Dios que rápido paso el tiempo“, y es triste mirar al pasado
y descubrir que tal vez fuimos infelices o miserables,
que han pasado muchos años y no hemos hecho nada que valga la pena,
que solo somos un pequeño organismo diminuto en el universo.
que tal vez nos distrajo el trabajo o el dinero.

Pero amigo no te desanimes, todavía nos queda hoy, mañana y el día que sigue.
aún podemos alzar el vuelo, mirar hacia arriba y alcanzar nuestras metas, nuestros sueños, nuestros deseos.
El único que nos puede detener es uno mismo.

Si te aferras y peleas con uñas y dientes por tus anhelos jamás nadie podrá vencerte.
El tiempo no se detiene es por eso que esta en nosotros mismos si lo aprovechamos o no…

Conozca al autor
Jessica Porras Melendez Srita Me gusta escribir lo que siento, lo que pienso lo que me inspiran las personas. Soy una chica como cualquiera que se topo con este hermoso sueño que es la Revista en Toas. "Pedacitos de tiempo que vivimos con cada persona. No importa la cantidad de tiempo que pasamos con cada amigo, sino la calidad del tiempo que vivamos con él. Cinco minutos pueden tener una importancia mayor que un día entero". (El principito)

Sobre El Autor

Me gusta escribir lo que siento, lo que pienso lo que me inspiran las personas. Soy una chica como cualquiera que se topo con este hermoso sueño que es la Revista en Toas. "Pedacitos de tiempo que vivimos con cada persona. No importa la cantidad de tiempo que pasamos con cada amigo, sino la calidad del tiempo que vivamos con él. Cinco minutos pueden tener una importancia mayor que un día entero". (El principito)

Artículos Relacionados