Rosanny Toussentt|Saru2009
@RosToussentt
Güiria, Venezuela

Las hojas bailarinas al ritmo de la brisa
van recolectando los malos humores de la vida
para convertirlos en aires de buena vibra.

Las hojas, arboles, y flores nos dan sus colores y olores,
toda esa gama de colores pinta a gran parte de la esfera.
Es tanta la importancia de su vida, como la vida misma en el planeta,
ya que desde afuera de esta esfera todo lo verde se observa.

El humano casi siempre olvida que también es naturaleza,
por lo que tiende a hacer atropellos que cambian su curso sin remedio,
y después llega el lamento por los daños devueltos,
todo esto por la ley de causa y efecto.

El planeta como nuestro cuerpo tiene ciclos de bajos y altos,
que están dados por inercia resultado del curso mismo
de finalizar y empezar nuevos ciclos.
Pero también están los cambios debidos a otros factores.

Es allí donde el humano debe evitar ser la causa de estos dolores,
y ser un alivio, al igual que la naturaleza
nos ayuda a aliviar nuestros dolores de cabeza.

Cada parte complementa a la otra, y si alguna se desbarajusta,
ambas se desajustan.
Es por eso que es importante comprender estos ciclos,
para que cada quien respire a su ritmo.

Conozca al autor
Rosanny Toussentt

Sobre El Autor

Artículos Relacionados