Brenda Moloney

Cuando mencionamos el nombre Cleopatra, miles de imágenes pueden venir a nuestra  mente. Una enigmática reina de Egipto, una sensual mujer seductora de los famosos Marco Antonio y Julio César…

Muchas son las cosas que se dicen sobre ella, ¿pero qué hay detrás de esa mujer que fue una de las primeras más poderosas del mundo?

cleo3

Fue hija de Ptolomeo XII y su madre probablemente fue Cleopatra VI. Cuando ascendió al trono de Egipto, a los 18 años, debió casarse con su hermano Ptolomeo XIII Dioniso II que contaba aproximadamente con doce años, por testamento de su padre. Cleopatra, extremadamente manipuladora, dejaba fuera de todas las decisiones a su hermano.

Cleopatra aprendió a hablar el idioma egipcio; también griego, hebreo, sirio y arameo y quizás latín. Fue instruida así mismo en los campos de la literatura, música, ciencias políticas, matemáticas, astronomía y medicina.

Ptolomeo XIII, muy joven y manipulable, era manejado por tres consejeros muy hostiles a ella. Por consejo de ellos en 48 a. C. expulsó a su hermana del trono derrocándola con un comando dirigido por sus consejeros Potino y Aquilas. Y la obligó al exilio eligiendo ella Siria. Desde esta región Cleopatra pretendió recuperar el poder.

Julio César, que en ese momento estaba a cargo del vasto imperio romano, quería solucionar el conflicto que enfrentaba a los dos hermanos y esposos Cleopatra VII y Ptolomeo XIII y convocó a las dos partes. Cleopatra envió antes varios emisarios para asegurarse de las intenciones de César. Al final aceptó ir a Alejandría, pero lo hizo en secreto y de noche. Cleopatra consiguió acceder hasta el palacio real y llegar hasta donde estaba el mismísimo César para persuadirlo de que le diera su apoyo y pasaron la noche juntos. El general Cesar hizo acudir a Ptolomeo a sus aposentos, pero éste, comprendiendo la situación, rechazó la propuesta de reconciliación. Decidió huir y corrió la voz de que había sido traicionado en un intento de levantar al pueblo contra la pareja. Pero pronto fue capturado por los soldados romanos. Para evitar el motín que se avecinaba, César leyó ante el pueblo el testamento del faraón anterior, para demostrar que ambos hermanos debían reinar. Finalmente se celebró el acuerdo entre los tres con un gran banquete, y se calmaron las aguas.

cleo2

Entonces, César se instaló en Alejandría, donde llevaba una vida tranquila y tener la alianza de la reina Cleopatra. Ésta recuperó el trono, protegida por su aliado romano, y Ptolomeo XIII residía cerca de ellos como rehén de su poder.

Julio César y Cleopatra pasaron juntos varios meses en Egipto y fruto de su relación nacería, el 23 de junio de 47 a. C., Ptolomeo XV, más conocido como Cesarión.

Cleopatra estuvo dos veces en Roma junto con Cesarión y viviendo como concubina en la villa del Cesar, pero el pueblo nunca la aceptó. Además, César desafió a la opinión pública y rindió homenaje oficial a la reina egipcia. Durante su segunda visita, Julio César fue asesinado y Cleopatra, que acababa de perder a su poderoso aliado, no pudo hacer otra cosa y regresó con su hijo a Egipto.

Tras su regreso a Egipto, Cleopatra, temiendo que su hermano-esposo Ptolomeo, quisiera tener más poder del que ella, lo envenena y establece a Cesarión como su corregente a la edad de 4 años. Pero reino sufría plagas y hambre.

Marco Antonio era un general romano, amigo de Julio César, que había sido comandante jefe en su ejército, a raíz del asesinato de éste, persiguió a los culpables. A partir de esto, recibió el apoyo de la gente y asumió el liderazgo de Roma.

Marco Antonio llamó la reina Cleopatra, para que acudiera con sus naves a Tarso, en la actual Turquía. Finalmente cedió a la reunión con la condición de que ésta se desarrollara en su propio barco. Se encontraron en Tarso y su encuentro duró cuatro días, y el desenlace fue un romance entre ambos. Marco Antonio decidió quedarse en Egipto al lado de Cleopatra. La pareja pasó el invierno disfrutando de los máximos lujos y fiestas continuas. Pero los asuntos de Roma llamaban al general y tuvo que regresar a la capital del Imperio.

Tras la marcha de Marco Antonio a Roma, Cleopatra dio a luz dos niños gemelos, Cleopatra Selene II y Alejandro Helios. No volvieron a encontrarse hasta cuatro años después. Él regresó a Egipto en otoño, durante el curso de una campaña contra los partos, y contrajo matrimonio con Cleopatra. Tuvieron otro hijo y llevaron juntos una vida de lujo y derroche.

Pero Marco Antonio por su descuido a Roma, se consiguió poderosos enemigos, y enviaron contra él un ejército. Sin embargo, en la decisiva batalla naval de Accio los más maniobrables barcos del enemigo consiguieron situarse frente a la flotilla de Cleopatra. Ésta huyó entonces presa del pánico, y al darse cuenta Antonio fue detrás de ella abandonando a sus hombres, que al final perdieron la batalla.cleo4

A continuación, Marco Antonio, engañado por un falso informe sobre la muerte de Cleopatra, se suicidó dejándose caer sobre su propia espada.

La muerte volvía a llevarse a otro de los fervientes amantes de la tan ambiciosa y controladora reina.

Ahora viendo su futuro como esclava, tal vez en el reino del que había sido soberana, Cleopatra eligió morir y tomó la decisión de suicidarse. Según la versión más extendida, se dejo morder por cobra egipcia. Otras versiones relatan que se quitó la vida al conocer el suicidio de su esposo. Antes de fallecer escribió una misiva a Octavio en la que le comunicaba su deseo de ser enterrada junto a Marco Antonio, y así se hizo.

La vida de Cleopatra estuvo llena de asesinatos, fiestas descontroladas y una gran facilidad de manipular a los soberanos romanos. Pero al final, tanto lujo y desprecio por sus responsabilidades, que quizás nunca fueron para ella más que un sonido de fondo, culminaron con un final violento, como su propio existir.

IMAGINAERUM c o m p a n y

Somos la compañia, de la imaginación

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados