Natalia Impaglione |  Argentina

Aokigahara o el bosque de los suicidios no es una leyenda japonesa, es muy real.

Si bien sabemos que esta cultura es una de las más ricas del mundo, este bosque no tiene nada de leyenda.

Ubicado en las faldas del popular monte Fuyi, el bosque encierra un gran misterio. Pero ¿Qué hay de realidad en ello?

Se cuenta que en una oportunidad tres aldeanos cruzaban por un camino lindero al bosque, cuando uno de ellos se detuvo ante una gran cantidad de calzado ordenado en fila de manera muy prolija. Bien se sabe que en Japón  es una costumbre quitarse los zapatos al entrar a una vivienda, pero no es así en el caso de lugares públicos. La curiosidad le ganó y se internó entre los árboles. El cuadro fue devastador. Pilas de cadáveres vestidos y con sus pertenencias intactas yacían en el suelo del bosque. Algunos cuerpos estaban colgados, otros aun conservaban frascos de pastillas en sus huesudas manos y así más y más.

aokigahara

En la actualidad no se conocen las causas de estos suicidios ni porque este es el lugar elegido. Algunos creen que es un portal interdimencional y que para pasar por el hace falta despojarse del cuerpo físico, otros afirman que es el “basurero” de seres de otros planetas que desechan los cuerpos una vez investigados. Los más escépticos afirman que, como Japón es uno de los países con la tasa más altas de suicidios, las personas optan por este emblemático y horroroso lugar para terminar con sus vidas.

Lo cierto es que este lugar está adornado por una mística neblina de dudas, que, por el momento quedaran sin resolver.

IMAGINAERUM c o m p a n y

Somos la compañia, de la imaginación.

Conozca al autor
IMAGINAERUM COMPANY

Sobre El Autor

Artículos Relacionados